Sosiego

Con esa palabra he despertado. Preguntándome si estaba sosegado. Según la RAE es como quietud, tranquilidad o serenidad, pero a mí me gusta más.

Preguntándome de que me sonaba el vocablo me ha venido a la mente la frase: “estando ya mi alma sosegada”. Es del poema “Noche oscura del alma” de San Juan de la Cruz.

Desayuné sosegadamente y me puse a escribir con la sensación de que a pesar de tsunamis, terremotos, anuncios del fin del mundo, amenazas de Trump o de independencia catalana se puede uno recoger en sí mismo y sentir solo paz.

No pretendo escribir sobre uniones místicas o sobre nirvanas, pero tengo que reiterar lo fácil que es proponerse que cese el ruido exterior e interior, dejarse llevar por una música acertada y … volar.

 

Tras escuchar lo último de Van Morrison me encuentro en la lista de mi reproductor con el “My Sweet Lord” de George Harrison. Play y éxtasis. Hare Krisna.

 

No hay conflictos si todos nos sentimos hijos del mismo Padre, si todos nos sabemos capaces de alcanzar la naturaleza del Buda. Quizá falte poco para que esto ocurra. A ver si se expande este sentir o pensar. No pierdo la esperanza.

Anuncios

Acerca de jjaviergc

matemático taoísta
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s