Júbilo, gozo, alegría

Me he despertado repitiendo estas tres palabras. Unas cuantas veces. Hasta que he tomado la decisión de escribir sobre lo que me sugieren.

Lo primero es una sensación de bienestar. De paz interior. De esperanza. No hay futuro malo si seré capaz de repetir este mantra y de que se alivie cualquier pena o preocupación que pudiera sentir.

La verdad es que preocupaciones hace tiempo que las descarté de mi mundo. No sirven de nada. No hacen sino empeorar las cosas. Si por un momento pienso en que algo pueda salir mal paso enseguida a pensar en que también puede que no salga mal sino lo contrario y a evaluar o disfrutar de los efectos de esto último.

Pero todavía no puedo evitar que la lectura de las noticias me cause indignación. Hay mucho tonto suelto. Mucho ladrón. Mucho cínico. Pero también hay buenas personas haciendo bien las cosas. Esperemos pese más lo segundo.

Me apena el sufrimiento cuando lo observo. Inevitablemente hay circunstancias que duelen. Me viene a la mente la célebre frase atribuida a Buda: “el dolor es inevitable, el sufrimiento es opcional”. En el budismo enseñan que es posible cesar de sufrir mientras que en el cristianismo nos acostumbraron a vivir en un valle de lágrimas, haciendo méritos para el cielo al que se llega al morir.

Desde hace años vivo en el cielo. En mi cielo. En donde aún duelen los golpes, en donde aún hay malas noticias, en donde la gente enferma y muere. Pero en donde un rato de silencio te puede llevar a altas cotas de alegría y gozo. (El famoso mindfullnes que se está poniendo tan de moda).

En pocos segundos la pena cesa si te desidentificas de ella, del que la siente. Y no porque te sientes algo distinto de lo que eres. ¿Cómo explicar el advaita, la no dualidad?. Algunos lo ven muy fácil. Tú no eres tú. Yo no soy yo. Tu eres Eso. Yo soy Eso. Tu y yo no somos dos. Somos Uno. ¿Y por qué las mayúsculas?. Pues porque es algo muy grande. O muy pequeño. Igual no es nada. O más bien Nada. El Vacío. El todo. El Tao. El Ser Supremo. Eso es lo que somos. Todos. Tú, yo, el más cínico, el más santo. ESO.

Pues eso: júbilo, gozo, alegría.

 

 

 

Anuncios

Acerca de jjaviergc

matemático taoísta
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s